Artículos de opinión

 

 

 

PALESTINA ERA Y ES 

EL HOMÚNCULO DEL PENFIELD

 

 Carlos Juma
Presidente de la Comunidad Palestina en Canarias 

                        Tardaba mas de lo previsto en rebuznar pero evidentemente ha hecho lo único que sabe hacer y ha dicho lo único que le enferma la mente, su ideación obsesiva contigo, Viejo, con nosotros. Ni nos han hecho desaparecer ni vamos a desaparecer ni nos vamos a largar de nuestra tierra. Estrangulados tal y como nos representaban los primeros judios colonizadores, colgados de un podium, para que sus niños balancearan aquel juguetito del árabe ahorcado; estrangulados pero no muertos. Estamos vivos y para lección resistimos que es la otra forma de vencer.

            No le bastó Sabra y Shatila ni el proceso judicial que le abrió su propio gobierno cuando era ministro de exteriores Shimon  Peres y del que “escapó loco” porque las víctimas no eran judías. No pudo contener la furia cuando supo que uno de sus cómplices iba a largar lo mucho y lo bueno acerca de la matanza múltiple de palestinos, sobre todo mujeres y niños, y le envió el regalito de una bomba; este no hablará más pero lo que  nunca van a lograr es silenciar el lamento de las víctimas de este Holocausto Sagrado de Palestinos en Sabra y Shatila y de nuestra patria ocupada. Aún le restan más ganas de sangre y a falta de lo que hay echa de menos lo que pudo haber sido y no fue.

            No se lamente Sr. Sharón. Sencillamente no tuvo su día bueno; pero estoy seguro que Arafat hubiera dado su vida a cambio de aquel baño de sangre de pobres gentes implorantes, probablemente como lo habría hecho cualquier otro líder.

            No habría pasado nada, Sr. Sharón, usted no se ha enterado de que Arafat somos todos y usted, tal y como demostraron los famosos médicos genetistas del régimen de Hitler, no puede hacer desaparecer un pueblo, es pura ley genética editada por Hardy y Weimberg y practíquela y verá que, como resultado,  está la continuidad y no la desaparición de un pueblo. Ha aprendido mal porque maestros buenos si que ha tenido.

            A ver si por fin despierta esta Comunidad Internacional, tan gentil y elegante que aplaude hasta que se le revientan los dientes al protector de Sharón,- que ya verá usted que rápido se desmarca-,  que canta con voz desigual la igualdad de los pueblos y que establece la ley para unos si y para otros no.

            A ver si por fin despiertan y cuentan nuestros muertos también como historia y no como números.

            A ver si por fin le crecen las orejas al mundo y se enteran de con quien nos la estamos jugando.

            A ver si por fin se enteran que los mocos de mis niños palestinos son tan mocos como los de cualquier niño del mundo, incluidos los descendientes infantiles de este general, y que solo basta un gesto de las Naciones Unidas, o un leve tic en el labio superior de la sonrisa Profiden, para que este Sr. Sharón sea conducido a donde se llevan a los hombres malos.

            De verdad, créanme si les digo que no deseo la muerte de nadie, incluida la de Sharón. No me interesa la muerte, es tan vulgar que nos morimos todos como diaria Cela. Me interesa sobremanera que siga usted rebuznando y hablando como solo usted sabe hablar, con ese énfasis embriagador y apasionado con que usted solito es capaz de tener acogotado a todo un pueblo; usted solo y su ejercito, claro está.

 No le desafío pues tan locos no estamos y eso es lo que usted quiere que le respondamos maldiciéndole, pisoteando su esbelta figura para demostrar una vez mas que solo basta decir  Mu para calentar a estos palestinos. Pues no, se equivoca Sr. Sharón. Estoy convencido que el exabrupto lo convertirá su prensa arrodillada en una frase mal entendida porque seguro que usted no dijo semejante frase y muy lejos estaba de su pensamiento la idea de asesinar a Arafat. ¡Con el cariño que usted le dispensa rodeándole de tanques y disparando misiles equivocadamente selectivos, colocándonos barreras y desnudándonos,- ¿ no te recuerda una película sobre el Holocausto Judío?-, sembrando el terror en nuestros pueblos con el giro de las hélices de los valientes helicópteros Apache norteamericanos, y de los estampidos sónicos de sus aviones de juguete!. Que tal han dormido sus niños, bien?. Pues los míos todavía tiemblan de miedo, las crisis de pánico son a millares, y lo malo de todo esto es que estos niños crecerán, salvo que usted ordene lo contrario.

            No sabe usted como me recuerda emocionadamente aquellas patrióticas reuniones de nazis enfervorizadas por un alegato humano mononeuronal.......

            Hoy usted ha dado una muestra mas de lo que es, solo que todavía le invade el remordimiento de no haber liquidado a un hombre que es el símbolo de la resistencia palestina,” primus inter pares”, primero entre iguales. No se por qué sale hoy en las portadas de los periódicos esta frase lapidaria ni por que se rasgan las vestiduras los “democratasdetodalavida”; no hay nada nuevo, es más de lo mismo ¿o es que aún no me crees cuando te digo que el agresor es el que esta vendiendo su imagen como agredido, que ese es el perfil del terrorista?.

            Nosotros defendemos nuestro derecho a la vida y libertad y tenemos todas las cartas en la mano para hacer legitima la  lucha contra la ocupación israelí que data desde 1948. Y ellos , te has preguntado alguna vez por que luchan ellos?. Solo tienen que devolver lo que han ocupado militarmente y restituir a nuestros refugiados, eso es lo que dicen tantas y tantas resoluciones , es  justo¿ no?. Por que se obstinan en hacernos desaparecer......ya lo sé, esta es la respuesta: Arafat y su revolución; ya estaba todo pactado; el gran Israel desde el Nilo hasta el Eufrates; y claro como dice la canción “en esto apareció Yaser. Yaser Arafat, ay mamá!! Y con el todos los palestinos supimos de nuestra conciencia patria y nos lideró para transformarnos de apátridas en luchadores por la libertad e independencia de los nuestros,  después nos quisieron convertir en súbditos de reyes, luego disolución en los pueblos que nos amparaban,- se equivocó usted también Golda Meir-, y bla, bla, bla.

            Ya sabíamos de usted, Sr. Sharón y de su sordera a las súplicas de niños y mujeres.

            Lo bueno es que por fin ha hablado como tenia que hablar y decir lo que tenia que decir.

            Gracias Sr. Sharón. Hoy su pueblo se habrá enterado de quien es su líder y como se las gasta. Pero su pueblo no puede seguir silencioso, hablarán no le quepa duda, para decir a esa misma Comunidad Internacional que a nosotros nos niega que entre ellos también hay gente buena.

            El tiempo termina por colocar a cada cual en su sitio.

Pero no juegues más con mi hambre ni con mi ira.

            Sr. Sharón todo usted es un lamento de lo que pudo haber sido y no fue. Usted ha convertido a Arafat en mas líder que nunca de los palestinos y ha logrado que nuestras sendas peligrosas sean un sólido camino.

            A ver si la ONU, Estados Unidos de América y Europa son capaces de contener a este homúnculo de PENFIELD (véase tratados de neuroanatomía humana).

            Y lo que ha dicho es nada comparado con lo que hace.

Las Palmas de Gran Canarias

1 de Febrero de 2002